Páginas

Rinoplastia

EN QUÉ CONSISTE?

Es la intervención quirúrgica que tiene como finalidad modificar el aspecto estético de la nariz. Puede aumentarse o disminuir el tamaño de la misma o cambiar su forma. Para ello es necesario separar la piel del hueso y cartílago para poder remodelar de la forma deseada la nariz.

En la intervención pueden corregirse además algunos problemas funcionales como la dificultad para respirar.

En líneas generales hay dos tipos de intervenciones; la rinoplastia cerrada (sin cicatriz externa) y la rinoplastia abierta en la que habrá una pequeña cicatriz en la parte inferior de la nariz.
La cara fresca como una manzana, La nariz proporcionada y recta, Nunca visteis otra tan bien hecha. LoS ojos negros y risueños, La boca correcta y los dientes blancos”. Razón de Amor (anónimo siglo XII).
¿CÓMO ES EL POSTOPERATORIO?

Tras la intervención se coloca una escayola o una pieza de plástico o metal sobre la nariz para protegerla y ayudar a darle forma. Se retira a partir de los diez días.
A veces se taponan las fosas nasales para evitar el sangrado. El taponamiento se quita a partir de las 12 horas siguientes a la cirugía.
Durante los primeros días, además de la nariz es frecuente que se forme edema y equimosis (moratones) en los pómulos y alrededor de los ojos.
Es normal algo de sangrado en las horas siguientes a la intervención. Para frenarlo se colocan gasas humedecidas en agua oxigenada. Si el sangrado es excesivo o no cesa debe consultar con el equipo médico.
En ocasiones se sufre durante los primeros días de dolor de cabeza, el cirujano le prescribirá analgésicos.
No se pueden utilizar gafas hasta que el cirujano lo autorice.
Es necesario dormir boca arriba, con el cabecero ligeramente elevado durante los primeros días. De esta forma se ayuda a drenar el edema y se evita girarse y apoyar la nariz en el colchón o almohada.
Debe protegerse la piel del sol durante las primeras semanas.
No sebe hacerse una limpieza de cutis (sobre la nariz) hasta que el cirujano lo autorice.
Hay que tener cuidado al sonarse durante los primeros días. Puede resultar molesto y aparecer algo de sangrado.
El periodo postoperatorio no suele ser doloroso, pero puede ser un poco molesto.

¿CÓMO REALIZAMOS LOS TRATAMIENTOS POSTOPERATORIOS?

El tratamiento postoperatorio se realiza principalmente con drenaje linfático manual (DLM).
El drenaje linfático manual se realiza con extremo cuidado, especialmente los primeros días mientras se mantiene la escayola. La movilización y tracción sobre la piel debe ser mínima para no interferir en la cicatrización. Mientras se mantiene la escayola el drenaje linfático se realiza en los alrededores siguiendo las direcciones de drenaje de la linfa.
Se debe sentir alivio desde la primera sesión, la aparición de dolor o molestia es en la mayoría de las ocasiones por una mala técnica por parte del terapeuta.
La técnica de ejecución de las maniobras de drenaje linfático debe ser muy precisa para obtener buenos resultados.
El DLM ayuda a reducir el edema y disminuye o elimina las molestias postoperatorias.

TRATAMIENTOS DE MANTENIMIENTO Y MEJORA DE LOS RESULTADOS.

No son necesarios tratamientos de mantenimiento y mejora de los resultados.

Más información sobre la rinoplastia

2 comentarios:

  1. pues no te quejes si te quedó bien la nariz de perfil... hay verdaderos desastres!

    ResponderEliminar
  2. Que respuesta más absurda. Sabes úlises tu pagaste por un servicio y por un resultado. Lo hubieras peleado hasta con abogado. No podemos dejar nuestra salud en manos de médicos mediocres y personas conformistas.

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados.
No escribas con abreviaturas.
Intenta no cometer faltas de ortografía