Páginas

Liposucción

La liposucción es la intervención en la cual se extrae grasa localizada, consiguiendo disminuir acumulaciones de la misma. La extracción se realiza utilizando unas cánulas de punta redondeada especialmente diseñadas para minimizar los daños sobre el tejido. La extracción de grasa se debe hacer de forma homogénea para evitar irregularidades en la piel.

En los lugares donde se ha introducido las cánulas es necesario dar un punto de sutura que se retira a partir de los 10 días. Estos puntos son inapreciables pasados unas semanas.

¿CÓMO ES EL POSTOPERATORIO?

Al finalizar la liposucción se coloca a la paciente una faja de contención, que debe llevar las 24 horas del día sin interrupción durante 3 semanas aproximadamente y luego una semana más solo por la noche. La faja solo se quitará para el aseo personal, revisiones médicas y sesiones de tratamiento postoperatorio. En ocasiones en liposucciones de grandes cantidades o bajo prescripción médica es necesario llevar la faja durante más tiempo. Prolongar el uso de la faja sin recomendación médica no mejora el resultado de la intervención. La finalidad de la faja es controlar la hinchazón y ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno.

Es normal la aparición de equimosis (moratones o cardenales), en ocasiones abarcando una gran superficie; se produce debido a la acción de la cánula sobre el tejido y se reabsorberán en las siguientes semanas. Se debe evitar el sol directo sobre estas zonas para evitar la aparición de manchas.

La liposucción forma un edema (hinchazón) que tarda varias semanas en reabsorberse; por esta razón los resultados obtenidos se empiezan a observar a partir de los 15 días cuando la paciente ha empezado a reducir el edema. Debemos esperar algunos meses para tener una idea clara del resultado final.

Pueden formarse zonas de fibrosis; generalmente cerca de donde ha habido incisiones para la cánula, mostrándose como zonas duras al tacto. Desparecerán tras unas pocas semanas. Los tratamientos de recuperación logran disminuir la fibrosis en menor tiempo.

Es normal la perdida parcial y temporal de sensibilidad en la piel durante algunos días, progresivamente se va recuperando. Las pacientes afirman tener “sensación de corcho” en la piel. Los masajes postoperatorios contribuyen a normalizar la sensibilidad en las zonas intervenidas.

El periodo postoperatorio de la liposucción puede ser un poco molesto al principio, pero no suele ser doloroso. En algunas mujeres aparecen puntos de dolor leve muy localizados que desaparecen con el tiempo. Ocasionalmente aparecen zonas más inflamadas que producen mayor molestias. En cualquier caso el cirujano puede prescribir calmantes (nunca aspirina). Los tratamientos con drenaje linfático disminuyen o eliminan estas molestias.

Las pacientes a veces sienten como cosquilleos o picor, posiblemente resultado de la cicatrización interna. También la sensibilidad en la piel puede estar alterada, normalizándose con el tiempo.

Es recomendable dar paseos con calzado cómodo (sin tacón) tan pronto como se pueda, para hacer ejercicio físico mas intenso se debe esperar un mes.

¿CÓMO REALIZAMOS EL TRATAMIENTO POSTOPERATORIO?

Tras una larga experiencia hemos desarrollado un método de tratamiento que ha demostrado su eficacia disminuyendo los tiempos de recuperación y aliviando las molestias.

Durante los primeros días; el drenaje linfático manual (DLM) es la principal herramienta de que disponemos para acelerar la recuperación de la liposucción. El DLM es una técnica manual suave que consigue acelerar la circulación linfática y consecuentemente la reabsorción del edema formado tras la intervención. Actualmente la mayoría de los cirujanos plásticos recomiendan a las pacientes recibir sesiones de drenaje linfático tras la intervención. El DLM también contribuye a normalizar la sensibilidad.

La periodicidad de las sesiones y el número total de las mismas debe adaptarse a las características del paciente y de la intervención, recomendándose un mínimo de 10 sesiones.

La técnica de ejecución debe ser precisa y la movilización de la piel durante la primera semana debe ser mínima para facilitar la correcta retracción de la piel (la piel ha de acomodarse a un volumen inferior por la extracción de grasa producida).

Un exceso de movilización de la piel en el periodo postoperatorio podría tener como resultado una piel más flácida, empeorando el resultado de la intervención. Por todo ello recomendamos a las pacientes ponerse en manos de personal con experiencia y formación para este tipo de tratamientos. Desaconsejamos los masajes vigorosos durante las primeras semanas porqué además de ser dolorosos pueden empeorar el resultado estético.

El drenaje linfático postoperatorio tiene que ser agradable y no provocar dolor, bien realizado proporciona alivio desde la primera sesión. Frecuentemente las pacientes se asombran al comprobar como maniobras tan suaves consiguen excelentes resultados.

El drenaje linfático es una técnica de masaje suave, pero no todos los masajes suaves son drenaje linfático.

La aplicación de DLM de forma continuada también puede atenuar la piel de naranja por tanto no solo aceleramos la recuperación de la liposucción sino que también mejoramos sus resultados.

Además del DLM, dependiendo del estado del tejido y el tiempo que la paciente lleve intervenida, podemos añadir masaje de retorno venoso, LPG y/o ultrasonidos.

TRATAMIENTOS DE MANTENIMIENTO Y MEJORA DE LOS RESULTADOS

Una vez finalizado el tratamiento de recuperación post liposucción, podemos mejorar los resultados de la misma con un tratamiento específico mediante: LPG, ultrasonidos, y/o masaje. Si la liposucción ha producido irregularidades o asimetría, el LPG y el masaje pueden contribuir a regularizar la silueta

Como mantenimiento aconsejamos sesiones periódicas de drenaje linfático manual, masaje, o LPG. Dependiendo de cada caso, te aconsejaremos lo más conveniente.

El ejercicio físico y una dieta adecuada mejorarán también los resultados.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados.
No escribas con abreviaturas.
Intenta no cometer faltas de ortografía