Páginas

Contractura capsular

La contractura capsular o encapsulamiento del implante o prótesis mamaria, es el principal motivo de preocupación en algunas pacientes que quieren aumentarse los senos. Actualmente el riesgo de que se produzca esta complicación es muy bajo.

Tras la cirugía una vez se han introducido los implantes o prótesis mamarias; el organismo crea de forma natural alrededor de los mismos una membrana o cápsula. Este hecho se produce siempre, es la defensa ante un objeto al que se considera extraño y se intenta aislar.

Normalmente esta cápsula no causa ninguna molestia, ni altera el resultado estético, manteniéndose el pecho con un tacto natural. Sin embargo la cápsula puede desarrollarse en exceso ejerciendo tensión sobre los tejidos y endureciendo el seno; es la llamada contractura capsular o encapsulamiento del implante.

Una vez que se inicia el proceso de encapsulamiento; el organismo intenta con la cápsula empequeñecer el implante al máximo y para ello trata de formar una esfera, que es el cuerpo geométrico que a igual volumen tiene menor superficie.

La escala de Baker se utiliza para clasificar las mamas según la cápsula desarrollada. Esta escala tiene 4 grados. El grado 1 corresponde a una mama blanda y el grado cuatro a una mama dura y deformada.

Las causas que originan la contractura capsular no son del todo conocidas, aunque cada vez hay mas consenso entre los cirujanos en que es la contaminación bacteriana en la superficie del implante la que desencadena la contractura capsular.

¿CÓMO SE DETECTA?

El encapsulamiento puede desarrollarse poco a poco, lentamente o aparecer repentinamente tras un estado inflamatorio de la mama.

En el primer caso la mujer puede notar tirantez o molestia en algunas zonas de las mamas, y ver en el espejo como el pecho poco a poco cambia de forma tornándose más esférico.

En el segundo caso aparece una inflamación repentina del pecho con un claro aumento de volumen y/o dureza. Tras la inflamación repentina el pecho se mantiene duro al tacto y con mayor volumen.

¿CÓMO SE PREVIENE?

Existe consenso entre los cirujanos en que la superficie del implante y su localización anatómica son determinantes para reducir el riesgo de contractura capsular. Los implantes de superficie rugosa en posición subpectoral o subfascial tienen los menores índices de contractura capsular. Los implantes de superficie lisa en posición subglandular tienen el mayor índice de contractura capsular.

Una cuidadosa asepsia en la cirugía reduce el riesgo de encapsulamiento al disminuir el riesgo de contaminación bacteriana.

Los ultrasonidos aplicados en el periodo postoperatorio podrían reducir el riesgo de encapsulamiento aunque no hay una evidencia cientifica clara al respecto, y contribuyen a ablandar el implante.

¿EL MASAJE PREVIENE LA CONTRACTURA CAPSULAR ?

El masaje de movilización o compresión puede ser un medio de prevención para los implantes de superficie lisa aunque existe controversia al respecto. Esta movilización para ser eficaz debe comenzar a los pocos días de la intervención.

El masaje de movilización precoz (durante las primeras semanas) no es necesario ni recomendable para los implantes de superficie rugosa y no tiene ninguna relación con su posibilidad de encapsulamiento.

¿CÓMO SE TRATA LA CONTRACTURA CAPSULAR ?

Una vez detectada la contractura capsular el tratamiento más eficaz sin recurrir a la cirugía es la combinación de medicación con antibióticos prescrita por el cirujano plástico y ultrasonidos.

Si el encapsulamiento es reciente la posibilidad de eliminarlo con los ultrasonidos y antibióticos es muy alta, obteniéndose en ocasiones resultados sorprendentes. Por ello recomendamos a la paciente que acuda a su cirujano ante cualquier sospecha .

Si el encapsulamiento lleva meses o años desarrollándose su eliminación con los ultrasonidos y antibióticos es más difícil.

El tratamiento a veces reduce el encapsulamiento pero no lo elimina, casi siempre cuando existen molestias asociadas al proceso de encapsulación estas desaparecen o disminuyen.

Si los ultrasonidos y antibióticos no logran eliminar o reducir la contractura capsular la solución mas eficaz es reintervenir y cambiar los implantes.

Intentar realizar la capsulotomia cerrada, es decir romper la capsula mediante masaje o compresión externa. Es un procedimiento además de muy doloroso de dudosa eficacia ya que el índice de recurrencia es muy elevado, muchas veces es una solución temporal. Los fabricantes de implantes y muchos de los mejores cirujanos contraindican la capsulotomia cerrada por la posibilidad de romper el implante y crear complicaciones adicionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.
No escribas con abreviaturas.
Intenta no cometer faltas de ortografía