Páginas

Hacer pesas puede mejorar el linfedema postmastectomia

Hasta ahora se recomendaba el ejercicio moderado para las pacientes afectadas de linfedema o en riesgo de padecerlo, y también se prohibia el levantamiento de objetos pesados y hacer pesas.

"¿Cuántas generaciones de mujeres escucharon consejos para evitar levantar objetos pesados?", preguntó el doctor Eric Winer, encargado de cáncer de mama en el Centro de Cáncer Dana Farber de Boston. Según un estudio realizado por este doctor "Las mujeres que levantaron pesas en el estudio tenían menos problemas en los brazos porque tenían un mejor tono muscular".

El estudio fue dirigido por Kathryn Schmitz, una especialista del deporte en la Universidad de Pensilvania, y patrocinado por el gobierno federal. Los resultados han sido publicados en la revista New England Journal of Medicine.

"Hace cincuenta años le decíamos a las personas que habían tenido un paro cardiaco que no hicieran más ejercicio y a las personas con dolores de espalda que permanecieran en cama", dijo Schmitz. "Era un consejo bien intencionado, pero era completamente opuesto a la verdad".
Para evitar el linfedema post radioterapia o post linfadenectomia, lo los médicos recomendaban a las mujeres que evitaran utilizar el brazo afectado, cargar bebés o bolsas pesadas y fregar. Deportes como el golf o el tenis también eran poco recomendadas.

El Dr. Schmitz realizó un pequeño estudio para poner a prueba esta idea hace varios años y descubrió que levantar pesas no empeoraba el linfedema. Su nuevo estudio es el primero de gran escala y suficientemente largo para dar una prueba clara de que esto es así, e incluso sugiere que este deporte puede ser de ayuda.

Su estudio involucró a 141 mujeres que padecieron cáncer de mama y habían tenido linfedema. A la mitad se les indicó que no cambiaran sus hábitos de ejercicio y al resto les dieron clases de levantamiento de pesas por 90 minutos dos veces a la semana, durante 13 semanas.

Las mujeres continuaron después el entrenamiento por su cuenta durante 39 semanas. Cada mes se les medían los brazos y después de un año un menor número de las que se ejercitaban habían tenido incidentes de linfedema: 14% en comparación con el 29% de las otras. Las mujeres que levantaban pesas reportaban menos síntomas y tenían una mayor fuerza, mientras que los niveles de variación en el tamaño de los brazos por la hinchazón eran similares en ambos grupos.

Leido en Chron-La voz de Houston

Nosotros recomendamos a nuestras pacientes que hagan deporte, algunas nadan, otras hacen gimnasia de mantenimiento, y otras esquian o incluso navegan. Cuando nos preguntan cúanto es el máximo siempre les respondemos que ellas mismas deben experimentar y fijar sus límites, lo que puede ser mucho para una, puede ser poco para otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.
No escribas con abreviaturas.
Intenta no cometer faltas de ortografía