Páginas

Mejora del estado de la piel tras la radioterapia

La radioterapia según el Dr Aristu de la Clínica Universitaria de Navarra; es la disciplina de la medicina que utiliza las radiaciones ionizantes con fines terapéuticos. Su mecanismo de acción se basa en el daño directo e indirecto del ADN celular que produce alteraciones funcionales y/o estructurales y en último término la muerte celular. La forma más habitual de administrar la radioterapia externa es a través de unos dispositivos denominados aceleradores lineales

Posibles efectos adversos de la radioterapia.

El mayor inconveniente de la radioterapia es que no actúa solo sobre el tejido cancerígeno, sino que lo hace también sobre tejido no cancerígeno.

Cuando se va a reconstruir posteriormente la mama, la radioterapia puede empeorar el estado y la calidad de la piel y puede malograr la reconstrucción mamaria. Cuando se ha aplicado radioterapia, la piel puede haber sido quemada, es frecuente encontrar la piel mucho más fina y adherida y falta de su lubricación natural. En las zonas irradiadas la circulación linfática se haya disminuida o anulada. La radioterapia puede desencadenar o agravar un linfedema debido a la fibrosis o adherencias que pueden aparecer.

Según Matorras (2003) Las radiaciones provocan:
  • Fibrosis de la piel y tejido subcutáneo.
  • Telangectiasas
  • Atrofia de la dermis
  • Alteraciones funcionales de glándulas sudoríparas y sebáceas
  • Necrosis
  • Carcinogénosis
  • Alteraciones en el proceso de cicatrización (efecto tóxico sobre los fibroblastos que altera la síntesis de colágeno y la remodelación de la cicatriz).
  • Elevada tasa de contractura capsular.
Según Hernández. Hernández y Ferraris (2003) la radioterapia puede causar daños en la piel (epitelitis), en diferentes grados:
  • Grado 1: eritema.
  • Grado 2. Eritema más prurito.
  • Grado 3: Dermatitis exfoliativa o ulcerativa.
  • Grado 4: Necrosis tisular.
Es importante señalar que según estos autores la necrosis tisular puede ocurrir incluso seis años tras la radioterapia.

Según la Asociación Española contra el cáncer. La radioterapia puede ocasionar diferentes efectos secundarios entre ello:

La piel del área tratada puede sufrir alteraciones a lo largo del tratamiento, muy similares a una quemadura solar.
Tras dos o tres semanas de radioterapia aparece una coloración rojiza o eritema en la piel de la zona. Según avanza el tratamiento, ese área va adquiriendo una coloración más pigmentada y oscura. Suele desaparecer en uno o dos meses tras finalizar la terapia.

La radioterapia puede producir dermatitis más severas, que requieran tratamiento específico por parte del personal sanitario. Aunque es muy poco frecuente con las técnicas actuales. Esto se puede dar en algunas ocasiones, generalmente debido a la susceptibilidad individual y según la zona de la piel (sobre todo pliegues).

Es fundamental tener un cuidado especial de la zona desde el momento de inicio del tratamiento.

Tratamientos pre y postoperatorios sobre pieles irradiadas.

Las pacientes que has sido irradiadas, y se van a someter a un proceso de reconstrucción mamaria, se benefician de un correcto tratamiento de preparación del tejido.
En caso de adherencias y fibrosis post radioterapia, intentamos liberar adherencias y dar elasticidad a la piel.
En nuestros tratamientos, aplicamos, drenaje linfático manual y maniobras suaves de despegamiento de la piel. Es imprescindible la utilización por parte de la paciente de una buena crema hidratante a diario.

En muchas ocasiones tras la radioterapia, el estado de la piel, no va ser permitir, la reconstrucción utilizando solamente implantes y expansores mamarios; por lo que se recurre a la reconstrucción mixta o con tejido autólogo. Es estos casos, un adecuado tratamiento de preparación de la piel, facilita la reconstrucción de mama con colgajos (dorsal ancho, Tram, Diep…)

Actualmente para disminuir los posibles efectos adversos de la radioterapia, cuando es posible, se realiza la expansión tisular, antes de irradiar el tejido. Para ello, es necesario que los diferentes profesionales que tratan a la paciente, trabajen coordinados.

Todos los tratamientos de preparación y adecuación de la piel, deben realizarse bajo control y prescripción médica.

PIÑAL MATORRAS F, HERRERO FERNÁNDEZ FJ, SÁEZ HERNÁEZ F, PÉREZ DE LA LASTRA L: Reconstrucción de mama tras radioterapia. Experiencia con colgajos libres de perforante. Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana. Vol. 29, N.º2 abril-mayo-junio 2003. Pág. 103-111

HERNÁNDEZ MORÁN,JUAN CARLOS; HERNÁNDEZ MORÁN, JUAN IGNACIO; FERRARIS ALFREDO: Efectos adversos de la radioterapia en el tratamiento del cáncer de la mama. Revista del Hospital General de Agudos J.M. Ramos Mejía. Buenos Aires. Argentina. Edición Electrónica. Vol. VIII. Nº. 2. 2003.

Palabra clave: radioterapia, cáncer, masaje, tratamiento.

2 comentarios:

  1. Hay una Seta China (Fitoterapia) muy conocida que es el Ganoderma Lucidum o LingZhi que dicen los especialistas que ayuda a prevenir y combatir el cancer. Los estudios aún estan en desarollo, pero son positivos.
    Un exemplo desta seta está en: http://www.eqilibrium.net/epages/eqilibrium_net.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/eqilibrium_net/Products/008

    Saludos
    Susana

    ResponderEliminar
  2. Hola soy una paciente k recibio radioterapia y quimioterapia ,,, y al tiempo yaa hacen 4 años mi vajina se cerro y la piel esta como fibra en mi parte,, me gustaria saber por favor si la fibrosis de la piel, se pieda kitar o tenga solucion por favor ...espero respuestas gracias

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados.
No escribas con abreviaturas.
Intenta no cometer faltas de ortografía