Páginas

Diagnóstico y detección del linfedema post-mastectomía mediante la palpación.

El linfedema postmastectomia puede aparecer inmediatamente, tras la extirpación de ganglios linfáticos o radioterapia, puede aparecer meses o años después, o no aparecer nunca. Muchas veces hay un factor o causa desencadenante que esté identificada:, por ejemplo: un pinchazo en el brazo, una pequeña infección, etc. o puede no estar identificada la causa desencadenante.

Es fundamental el diagnóstico médico por si existen otras complicaciones asociadas, lamentablemente el linfedema en sus etapas iníciales suele pasar desapercibido por los médicos que atienden a la paciente, y en estados más avanzados no recibe la necesaria atención.

El linfedema puede aparecer de forma distal o proximal. Cuando se presenta de forma distal (en las manos) suele ser la afectada la que detecta el linfedema, ya que los dedos o el dorso de la mano se hinchan ligera o sustancialmente. Cuando se presenta de forma proximal (en el brazo, debajo de la axila o sobre el codo) o en el antebrazo puede pasar inicialmente inadvertido para la paciente.

Muchas mujeres afectadas de linfedema no saben que lo tienen hasta que un especialista se lo comunica. Es habitual preguntar a las pacientes si se notan el brazo hinchado, y despues de la respuesta negativa de ellas, comprobar que el brazo tiene ya un linfedema.

Palpación como medio de diagnóstico.

La forma más habitual para la detección y diagnóstico del linfedema es la medición del volumen del brazo en un intervalo de tiempo. Creemos que esta medida es insuficiente y puede llevar a permitir que el linfedema se instaure y desarrolle fibrosis. La mejor forma de detectar el linfedema es la palpación. Algunas pacientes pueden tener linfedema de poco grosor, a los que no se da importancia en la medición, pero que puede acabar desarrollando una gran componente fibroso; estos linfedemas son difíciles de tratar, pero se pueden detectar a la palpación.

La detección de pequeños edemas a la palpación puede requerir de mucha experiencia. Al tacto podemos además de comprobar el grado de fibrosis, trazar un mapa sobre la piel, identificando: posibles adherencias, secuelas post cirugía o post radioterapia, que nos condicionaran la dirección de las maniobras de drenaje linfático manual y la aplicación de otras medidas como el Kinesiotape.

Palabras clave: linfedema postmastectomia. detección, tacto, fibrosis, drenaje linfático manual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.
No escribas con abreviaturas.
Intenta no cometer faltas de ortografía