Páginas

Razones para no dar masaje de movilización en prótesis rugosas

El masaje de movilización o estrujamiento sobre prótesis rugosas, en el periodo postoperatorio inicial, es un tema controvertido. Mientras algunos cirujanos plásticos lo prohíben expresamente; otros lo prescriben como parte fundamental en el tratamiento de recuperación.

En este artículo del blog, nos referimos al masaje de movilización o estrujamiento del implante realizado dentro del primer mes. Con estos masajes, se pretende desplazar la prótesis dentro del bolsillo creado, o simplemente hacer presión o estrujar con fuerza el implante y la cápsula que se está formando.

Existen dos tipos de implantes o prótesis mamarias según su superficie externa: los implantes lisos (superficie lisa y regular), y los implantes rugosos (superficie compuesta por micro-poros e irregularidades)

Nosotros, no recomendamos movilizar ni estrujar implantes o prótesis rugosas en el periodo postoperatorio inicial. En las siguientes líneas explicamos el porqué.

Los implantes lisos pueden beneficiarse de un masaje de movilización y/o compresión externa, esto es aceptado por todos los cirujanos plásticos. Actualmente en España, los implantes de superficie lisa apenas son utilizados.

Los implantes rugosos no deben recibir masaje precoz de movilización ni de estrujamiento. Nosotros los desaconsejamos durante los primeros 30-40 días. Nuestras razones son las siguientes:

1ª. Es falso que el masaje de movilización, o estrujar con fuerza un implante mamario sea un factor de prevención en la contractura capsular. No existe ningún estudio, ni evidencia que incite a pensar que el masaje sobre una prótesis rugosa, prevendrá la contractura capsular o encapsulamiento de la prótesis mamaria. Durante los 10 últimos años, hemos tratado a cientos de mujeres operadas de aumento mamario, que no han recibido masaje de movilización, y la incidencia de contractura capsular es inferior al 2 % de las pacientes operadas. Por tanto; si movilizar la prótesis mamaria, no evita el encapsulamiento ¿Por qué vamos a someter a las pacientes a un tratamiento doloroso y de ninguna eficacia?

En realidad, el masaje sobre la prótesis rugosa no tiene ninguna ventaja en cuanto a la disminución del índice o riesgo de contractura capsular.

2ª; cuando la textura del implante es rugosa; el roce puede irritar el tejido circundante. No olvidemos que la cápsula está todavía formándose, por tanto durante los primeros días, lo que roza con el tejido es la superficie del implante, posteriormente al aislar la cápsula al implante, con la movilización lo que realmente roza con el tejido de alrededor, es la propia cápsula.

Por el contrario los implantes lisos pueden movilizarse precozmente, porque la cubierta lisa minimiza el roce este formada la cápsula o no esté formada.

Imaginemos que frotamos la mano sobre una bola de billar, es roce será suave; pero si frotamos una pelota de tenis el roce puede resultar áspero. El roce puede aumentar la inflamación. Si la movilización del implante se realiza fuera de la consulta médica y es el tejido está inflamado puede retrasarse la recuperación y crear complicaciones adicionales. La movilización temprana de la prótesis de mama podría provocar un seroma.

3ª; la movilización de los implantes rugosos puede crear una doble cápsula, una que se adhiere al implante, y otra alrededor del mismo que mantendría el implantes móvil dentro del bolsillo. En realidad es como si se transformara un implante liso en uno rugoso. Por tanto ¿de qué sirve transformar un implante rugoso en uno liso cuando podemos implantar directamente uno liso?

Algunos cirujanos, quieren que con el masaje el implante no se adhiera al bolsillo y se muestre móvil dentro del mismo, es decir; quieren que un implante rugoso, que por su naturaleza muestra una cierta adherencia, se comporte como un implante liso, (que no se debe adherir y sí mantenerse móvil). Pensamos que si quiere el comportamiento de un implante liso se deberían poner directamente implantes lisos. ¿Por qué poner un implante rugoso y mandar masaje para que se comporte como uno liso?

Evitar la adherencia del implante podría alterar el aspecto preventivo de estos implantes.

El masaje de movilización “está diseñado” para los implantes lisos, los implantes rugosos se comportan de forma diferente. No se puede manipular de la misma forma un implante liso que uno rugoso. El implante liso al no adherirse facilita la movilidad. El implante rugoso imposibilita esa movilización.

4ª Cuando el cirujano plástico, crea el bolsillo para el implante liso, este tiene mayor superficie que la extensión de la prótesis mamaria; sin embargo el implante rugoso se aloja en un bolsillo más pequeño. La mayor amplitud del bolsillo en el implante liso facilita la movilización. Desde nuestro punto de vista la supuesta retracción del bolsillo (argumento de algunos cirujanos plásticos para prescribir el masaje) no tiene nada que ver con la formación de una cápsula fuerte; por tanto una masaje que intente mantener la amplitud del bolsillo no tendrá incidencia en la formación de la contractura capsular. Pensamos que mantener el implante móvil no guarda relación con la contractura capsular.

5ª; si el implante es anatómico, la movilización precoz, puede rotar el implante dentro del bolsillo comprometiéndose el resultado estético, esta posibilidad aunque remota existe.

6ª, la movilización precoz puede ocasionar tensión adicional en la cicatriz. La cicatriz tendrá una mejor evolución siempre que se minimice la tensión en la misma. Esto es importante sobre todo cuando la cicatriz es peri-areolar o en T invertida.

En definitiva, creemos que para los implantes rugosos la movilización precoz de los mismos no tiene ninguna ventaja en relación a la contractura capsular, parece que en implantes lisos si tiene cierta ventaja en cuanto a la disminución del riesgo de contractura capsular, siendo imprescindibles cuando se sitúan en posición subglandular.

Como conclusión final consideramos que la movilización precoz de prótesis de superficie rugosa o texturada está contraindicada durante las 4 primeras semanas, pasado este tiempo la mujer puede masajear o manipular sus pechos con toda la presión que desee.

¿Qué tratamientos están aconsejados para acelerar la recuperación?

El drenaje linfático manual, está indicado para la reabsorción del edema. Su aplicación puede comenzar a partir del 2º día tras la cirugía siempre que se tenga la suficiente experiencia y habilidad.

Los ultrasonidos ayudan a reabsorber el edema, reblandecen los senos y pueden ser un factor de prevención de la contractura capsular.

Palabras clave: masaje, prótesis rugosa, lisa, implante, movilización, ultrasonidos

1 comentario:

  1. Buenos dias, hace 2 semanas que me sometí a un aumento de mamas y ayer me hicieron el primer masaje en la misma clínica donde me operé.

    Llevo implantes rugosos y redondos.

    Yo creia que me darian drenaje limfatico, pero no, mi sorpresa fue que me dieron un masaje normal y me movilizaron las mamas demasiado fuerte creo yo y en todos los sentidos, unos 3 minutos cada mama.

    Mi sorpresa fue cuando sali, que se lo comenté a la terapeuta que estaba en recepcion y me dijo que si no me habian puesto un implante liso por via axilar estas movilizaciones estan contraindicadas.
    Me quede de piedra y muy preocupada.
    Con un solo masaje y movilizacion de un dia puede haver afectado mi recuperacion? se puede haber visto afectado el proceso de creacion de la capsula o movimiento de la protesis dentro del bolsillo? Esta claro que no me lo dejare volver a hacer.
    Rogaria una respuesta, gracias, si lo pregunto en mi clinica está claro que me van a decir que no pasa nada, con tal de cubrirse.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados.
No escribas con abreviaturas.
Intenta no cometer faltas de ortografía