Páginas

Masaje y expansión tisular en reconstrucion mamaria

En todas las pacientes en proceso de reconstrucción de la mama con expansor mamario, realizamos el masaje sobre el expansor. Este masaje ayuda en el proceso de expansión, y disminuye las molestias y la tensión mamaria. Hemos podido comprobar su efectividad, y las pacientes agradecen el masaje, al finalizar la sesión de expansión.

El principal fundamento de la expansión tisular, es la capacidad del tejido vivo, de aumentar su superficie en respuesta a una presión continuada y creciente. Un ejemplo natural lo encontramos, en la distensión de la piel del abdomen en el embarazo o en la obesidad.

Expansores tisulares.

El expansor mamario tisular, es el implante provisional, que se coloca (cuando es necesario aumentar la superficie de la piel), en la primera intervención quirúrgica de la reconstrucción mamaria. Es una bolsa con forma de mama cuya pared está fabricada con silicona en forma sólida. El expansor se llena con suero salino fisiológico. Posee en su estructura una válvula alojada en la pared anterior, por la cual se inyecta el suero salino mediante una jeringuilla y aguja que atraviesa la piel y el músculo pectoral mayor (con la ayuda previa de un localizador).

El expansor tisular, distiende la piel de la zona de la mastectomía, creando un volumen con forma de mama. Se obtiene un bolsillo de forma y tamaño adecuado para rellenar en un segundo tiempo quirúrgico con un implante o prótesis mamaria.

La mayoría de cirujanos, utilizan expansores de superficie texturada o rugosa, estos expansores tienen un bajo índice de contractura capsular lo que facilita la expansión. La adhesión del expansor al tejido producida por la superficie rugosa, facilita que la expansión se realice en la dirección deseada.

Fases de la expansión tisular.

La expansión tisular es un proceso que suele requerir de tres tiempos quirúrgicos:

1. Colocación del expansor. Normalmente se coloca en la mastectomía (reconstrucción inmediata) o de forma diferida utilizando la cicatriz de la mastectomía (reconstrucción diferida), aunque a veces por la forma o posición de la cicatriz, es necesario utilizar una nueva vía de acceso. Algunos cirujanos utilizan otra vía para no disminuir la resistencia a la tensión de la cicatriz y dificultar el posterior llenado del expansor. Si es posible el expansor se coloca en posición submuscular, para evitar el riesgo de contractura capsular.

2. Llenado del expansor. El llenado se realiza a través de una válvula y se inyecta solución salina. La frecuencia del llenado suele ser, de una vez a la semana, pero dependiendo del tipo de expansor y las características del tejido y evolución del paciente puede aumentar o disminuir esta frecuencia. Se suele empezar a llenar dos semanas después de la implantación. Normalmente se llena con un volumen mayor al implante definitivo y a la superficie que se intenta cubrir.

3. Sustitución del expansor. Cuando se ha logrado crear la óptima distensión del tejido; se sustituye el espansor por un implante. Si es necesario la cirugía se complementa con un colgajo. Existen expansores que no se sustituyen, llenandose hasta lograr el volumen deseado.

Contraindicaciones a la expansión.

La expansión puede estar contraindicada cuando:

- La piel esta lesionada por radioterapia o anteriores intervenciones.
- Infección en el organismo.
- Pacientes con poca motivación o inestables psicologicamente.
- Toma de fármacos que contraindiquen la expansión.
- Cobertura tisular inadecudada.
- Enfermedad o trastorno fisiológico (diabetes, cardiopatias, fumadores, etc.).

El masaje en el proceso de expansión.

La expansión no suele sor dolorosa, pero si molesta, sobre todo en las fases finales. Para disminuir las molestias, he diseñado una secuencia de masaje y pequeñas movilizaciones. Las pacientes que reciben este tratamiento afirman que las molestias por la expansión disminuyen mucho o desaparecen. Aconsejamos realizar el masaje sobre el expansor inmediatamente tras la expansión.

El masaje está diseñado, con maniobras muy suaves, que nunca causan dolor a la paciente. Tampoco se produce daño sobre el expansor, ni se altera o dificulta la expansión. Nunca hemos tenido una reacción adversa, por el contrario las pacientes agradecen y solicitan este tratamiento notando una gran, e inmediata mejoría.
El masaje sobre el espansor puede combinarse con maniobras de drenaje linfático manual o movilizaciones de la articulación del hombro.

El masaje sobre el expansor puede estar contraindicado, cuando existe seroma, hematoma o dificultades en la cicatrización.

El masaje sobre el expansor se debe realizar bajo control y prescripción médica.

Tambien te interesa:
masaje y mastectomia
video masaje sobre el espansor (enlace externo)

Palabras clave: expansor, masaje, mastectomia.

6 comentarios:

  1. tengo un expansor en la mama derecha estoy leyendo k no es doloroso pues yo no puedo decir lo mismo pues estoy pasandolo muy mal ya estoy en el ultimo proceso la verdad k me impide trabajar y mi medico me dice k me de masajes yo sola cuando estoy leyendo k tiene k darmelo una persona cualificada gracias

    ResponderEliminar
  2. El proceso de expansión puede ser molesto y excepcionalmente doloroso. Por esta razón todas nuestras pacientes reciben tratamientos de masaje por expansión. De esta manera logramos disminuir o eliminar las molestias.

    ResponderEliminar
  3. que suerte pues yo no puedo ni hacermelos con dolor que tengo haber como me masajeo es malo si no lo hago se que te alibia muncho

    ResponderEliminar
  4. no, no es malo no hacerlo, de hecho es preferible no hacer nada a hacerlo mal

    ResponderEliminar
  5. gracias por tu consejos espero informarte de mi proceso la verdad es que estoy deseando de terminar un saludo

    ResponderEliminar
  6. tengo un tratamiento que es tamoxifeno y zoladex y desde k me lo estoy tomando noto que mi orina huele muncho pueder ser este el motivo gracias

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados.
No escribas con abreviaturas.
Intenta no cometer faltas de ortografía